lunes, 3 de noviembre de 2014

DEGENERACION MACULAR

La retina es una membrana sensible a la luz que está situada en la superficie interna de la zona posterior del ojo, y que cuenta con una gran cantidad de vasos sanguíneos que la nutren con sangre y oxígeno. El centro de la retina se denomina mácula, reúne la mayor densidad de nervios sensibles a la luz, y gracias a ella nuestra visión es más nítida y detallada. La córnea y el cristalino se encargan de concentrar la luz sobre la retina, y el nervio óptico, por su parte, capta las señales de luz y las transmite al cerebro, donde se interpretan como imágenes visuales.


Cuando la mácula, el área central y más importante de la retina, se deteriora, se produce una enfermedad conocida como degeneración macular, que se caracteriza por una disminución progresiva de la agudeza visual, discromatopsia (alteración en la percepción de los colores), metamorfopsia (distorsión visual cuyo síntoma básico es la percepción de las líneas torcidas y los objetos más pequeños o grandes de lo que realmente son), y sensación de deslumbramiento ante estímulos luminosos. Sin embargo, la visión periférica y la capacidad para distinguir los colores no se ven afectadas.



Fuente:

http://www.dmedicina.com/enfermedades/oftalmologicas/actualidad/degeneracion-macular-vision-alterada

1 comentario:

  1. Para evitar cualquier enfermedad a la vista, se debe acudir regularmente al oftalmólogo, se debe solicitar un despistaje general como forma de prevención y cuidado.

    ResponderEliminar