miércoles, 1 de octubre de 2014

ESTUDIAR A LOS 60

Estudiar después de los 60 años no sólo rejuvenece el cerebro sino que también ayuda a prevenir enfermedade mentales propias de la edad, como las demencias mejorando así el estado de ánimo y la autoestima de los mayores.
En actualidad en España, existen instituciones académicas que han incorporado programas educativos especiales para los adultos mayores. Dichos programas fueron diseñados con contenido específico para esta nueva generación de adultos mayores que tienen una mejor formación a nivel académico en comparación a sus predecesores. Se creó por ejemplo el programa integrado que consiste en permitir el acceso de personas mayores a las clases que se dictan en las universidades sin necesidad de rendir una prueba de ingreso, si bien no tiene la posiblidad de conseguir un título académico tienen la oportunidad de interactuar con otras personas de su edad y adquirir nuevos conocimientos, reforzando su memoria en grandes niveles. 
Esto es lo que debe aspirar nuestra sociedad peruana para así producir un  envejecimiento saludable y de calidad.


Fuente:

3 comentarios:

  1. El cerebro es como un musculo! Ejercitarlo, que este activo y mantenerlo en forma, usarlo siempre...!

    ResponderEliminar
  2. No hay limite de edad para lograr objetivos personales. Muchas personas de la tercera edad son ejemplo de ello, que siendo tan ancianos logran hacer muchas cosas.

    ResponderEliminar
  3. En la etapa de la senectud podríamos decir que se da un versus entre una filosofía y una demencia. ¿Cómo así? Pues a nivel biológica mientras el cuerpo tenga más años su estabilidad en ese sentido decae y algunas funciones decrecen afectando la salud del adulto mayor que a pesar de tener una mente llena experiencia y una psicología fortalecida por sus años puede verse afectada sino busca el equilibrio mental en aquella aquella y producto a ello subyace una demencia sea la que sea y la idea convertida en acción de estudiar es una inyección que incentiva al uso de serotonina que trabaja cognitivamente y sigue ejercitando sus facultades como el pensamiento (contenido, curso y velocidad), la imaginación pudiendo lograr con esfuerzo una filosofía de vida y legar todo ello sus queridos sucesores.

    Excelente post.

    Saludos.

    Adán Espinoza (#FiloDanz)

    ResponderEliminar